Lección 14 – Teoria musical I: la melodía – La tonalidad musical

La tonalidad musical

 

La tonalidad musical

Entender que es la tonalidad musical, nos facilita la labor de composición a la hora de decidir cuales notas musicales usar, para obtener distintas sensaciones sonora, haciendo que una obra sea alegre o triste, sin que suene desagradable al oído.

La tonalidad musical

El concepto de tonalidad a veces se confunde con la escala musical, debido a que la diferencia entre ambas es muy sutil porque se refieren a un mismo grupo de notas que han sido elegidas, según determinadas reglas, entre las doce notas que conforman la escala cromática.

En la escala musical, este grupo de notas, deben estar ordenados en forma conjunta según una progresión específica, tanto en sentido ascendente como descendente, mientras que cuando hablamos de tonalidad, nos referimos al mismo grupo de notas, donde, no es importante el orden en que se encuentran, sino la relación que cada una tiene de ellas tiene con una nota principal, la cual define precisamente la tonalidad.

La tonalidad musical

 

Esta nota principal se denomina tónica o centro tonal y alrededor de ella “giran” todas las demás notas, creando tensión cuando la melodía se aleja de ella y relajación cuando la melodía descansa en ella.

Escuchamos dos ejemplos: en el primer audio la pequeña melodía termina alejándose de la tónica, por lo que nos deja una sensación de tensión.

 

En cambio en este ejemplo auditivo, la misma melodía se acerca y termina en la tónica, dándonos una sensación de descanso.

 

La función tonal, que veremos en detalle en el curso de armonía, hace referencia precisamente al nivel de tensión creado por cada grado de la escala musical respecto a la tónica, como escuchamos en los ejemplos auditivos.

Cuando la tónica de la tonalidad corresponde también a la tónica (primer grado) de la escala musical, se dice que ambas están relacionadas o vinculadas, por lo que por cada escala musical existe la tonalidad correspondiente.

Hay que aclarar que la tonalidad puede usar notas ajenas a la escala relacionada, con el objetivo de ampliar las posibilidades sonoras de la misma.

Las tonalidades pueden tener, igual que las escalas, hasta siete diferentes modos, sin embargo en esta lección nos limitamos a analizar los dos modos principales, usados en la gran mayoría de la música moderna, que corresponden a la tonalidad de modo mayor y a la tonalidad de modo menor.

Los demás modos serán tratados con detenimiento en el curso de Teoría Musical de nivel avanzado.

Cuando dos tonalidades, una en modo mayor y otra en modo menor, usan las mismas alteraciones, se dice que son Tonalidades Relativas, la diferencia entre ambas, consiste en las relaciones que tienen los distintos sonidos entre sí, es decir la manera en que son utilizados los grados de cada tonalidad, debido a que la tónica es diferente.

El carácter que las dos tonalidades otorgan a una pieza musical, a pesar de usar las mismas notas, son diferentes, más brillante y alegre en la tonalidad mayor, más triste y melancólico en la tonalidad menor.

La tonalidad menor, siempre está a un tono y medio de bajo de su relativa mayor, por ejemplo, si tenemos una tonalidad de Sib mayor, su relativa menor será la de Sol menor exactamente como sucede con las escalas relativas.

Cada tonalidad, al igual que las escalas musicales, tiene una serie de alteraciones propias (bemoles o sostenidos) que la identifican, excepto las tonalidades de Do mayor y La menor que no tienen alteraciones:

Tonalidades mayores que usan sostenidos

Tonalidades menores que usan sostenidos

Tonalidades mayores que usan bemoles

Tonalidades menores que usan bemoles

 

En las próximas lecciones, veremos cómo se hace para saber cuáles alteraciones usa cada tonalidad, sin tener que memorizar todo lo que se ve en las imágenes anteriores.

Si te gustan estos cursos puedes apoyar mi trabajo subscribiendote a mi canal de youtube

Pin It on Pinterest

Share This