Lección 15 – Teoria musical I: la melodía – La armadura de clave

La armadura de clave

 

La armadura de clave

Hemos visto que todas las tonalidades, excepto las tonalidades de Do mayor y La menor, tienen un grupo de alteraciones propias (bemoles o sostenidos) que la identifican. Este conjunto de alteraciones se conoce como la armadura de clave o simplemente armadura y se ubica al inicio de la partitura, entre la llave y la signatura de compás.

La armadura de clave

 

Su función es facilitar la lectura indicando de manera sistemática, cuales notas se deben ejecutar un semitono por encima o por debajo de su estado natural, sin tener que escribir estas mismas alteraciones al lado de cada nota.

Por ejemplo, si en la armadura están el Fa sostenido y el Do sostenido, sabemos de antemano que todas las notas Fa y todas las notas Do que encontramos en la partitura, debemos ejecutarlas como un Fa# y un Do# a pesar que no tienen ninguna alteración.

Por supuesto que es mucho más fácil de leer una partitura sin que todas las alteraciones aparezcan al lado de cada nota.

La armadura de clave

 

Otra función de la armadura, es permitirnos saber al instante en que tonalidad está compuesta una determinada obra musical, solamente viendo sus alteraciones.

Cuando escribimos música, no estamos obligados a usar solo y exclusivamente las notas de la tonalidad, sino que podemos variar individualmente cada nota usando alteraciones que no pertenecen a la armadura, con el fin de dar más interés a la música. Estas notas se conocen como “notas extrañas a la tonalidad” y las alteraciones que las afectan se denominan “alteraciones accidentales”.

La armadura de clave

 

La armadura de clave se mantiene hasta el final de una obra musical, las alteraciones indicadas se deben aplicar a todas las notas independientemente de la octava donde se encuentran, excepto que encontramos un becuadro u otra alteración diferente contigua a una nota, que anula temporalmente el efecto de la armadura hasta el compás siguiente.

Al interno de una obra podemos encontrar una doble barra seguida de una armadura de clave diferente, esto nos indica que la tonalidad de la pieza musical ha cambiado para dar más variedad a la música.

Las alteraciones de la armadura, siempre siguen el mismo orden que es invariable y hay que aprendérselo de memoria. El orden de los sostenidos es diferente del orden de los bemoles, sin embargo, si observamos bien la imagen siguiente, nos damos cuenta que se trata del mismo orden invertido.

La armadura de clave

 

Por lo tanto, si una tonalidad tiene tres sostenidos siempre serán el Fa#, el Do# y el Sol#, nunca podrán ser otros tipos de sostenidos.

Si la tonalidad tiene tres bemoles, siempre serán el Sib, el Mib y el Lab, nunca podrán ser otros tipos de bemoles.

 

Si tienes problemas en memorizar la secuencia de los sostenidos, puedes usar la frase mnemotécnica:

Falsos Docentes Sólo Repiten La Misma laba

Para los bemoles puedes usar la frase mnemotécnica:

Si Miras Las Respuestas, Sólo Dos ciles

Si te gustan estos cursos puedes apoyar mi trabajo subscribiendote a mi canal de youtube

Pin It on Pinterest

Share This